Sobran las palabras o mejor dicho, nos faltan las palabras | Escuela de Teatro Act and Play